VOLCÁN

Las personas damnificadas podrán acceder a la resolución de sus ayudas, así como a las gestiones de los expedientes a través del Registro Único

“Hemos logrado que la administración esté más cerca que nunca de las personas”, explica el coordinador de Acción Social de la Oficina de Atención, Sergio Matos

El Gobierno de Canarias permite que las personas afectadas por el volcán de La Palma puedan consultar las resoluciones de las ayudas, así como los detalles de las gestiones realizadas para ello con las distintas administraciones públicas.

Esta acción, que puede realizarse de manera digital o presencial, da respuesta a una de las demandas hechas por las familias damnificadas y pone de manifiesto la utilidad del Registro Único, que ha gestionado en tiempo récord esta información.

“Al final, que las personas puedan acceder a sus expedientes o a sus intermediaciones, que son los trámites que ha hecho la administración en su nombre, es una manera de transmitir tranquilidad. De decirles que se han realizado correctamente todos sus trámites y que solo queda esperar a la ejecución de las diferentes ayudas”, explica el coordinador de Acción Social de la Oficina de Atención de la Casa Massieu, Sergio Matos.

Las personas afectadas podrán consultar esta información a través de la sede electrónica (ya sea por medio de certificado digital, DNI electrónico o Acceso Cl@ve) o de manera presencial en la Oficina de Atención de la Casa Massieu, ubicada en la calle Argual, número 1, en Los Llanos de Aridane.

La administración, más cercana al ciudadano

El coordinador de Acción Social de la Oficina recuerda que el gran objetivo del Registro Único es facilitarle la vida a las personas afectadas por el volcán.

“En un primer momento, a través del Registro Único se quiso canalizar la recogida de datos y la información necesaria para que el Gobierno de España, el Gobierno de Canarias, el Cabildo de La Palma y los ayuntamientos afectados pudieran repartir las ayudas y las donaciones. Una vez materializada esta necesidad, el Registro sigue mejorando para cumplir eso que prometimos: facilitarle las cosas a las personas afectadas”, explica Sergio Matos.

En este sentido, recuerda que el Registro Único ha sido revolucionario. Lo es pues permite al Gobierno de Canarias, en nombre del ciudadano, lidiar con información perteneciente a otras administraciones, tales como los datos de identidad, la vida laboral, la renta, situación de empadronamiento, si la persona ha recibido o no prestaciones sociales públicas, su alta en la seguridad social, datos catastrales, etc.

“Los requisitos que se solicitan en el Registro Único son mínimos en comparación a un procedimiento normal. Son los propios ciudadanos quienes nos prestaron su consentimiento para tratar con sus datos y hacer sus gestiones. Esto no solo hace más ágil el proceso, sino que logramos que la administración esté más cerca que nunca de las personas ahorrándoles el siempre tedioso papeleo”, recalca Matos.

Botón volver arriba