ARTÍCULO OPINIÓN

“LAS AGUAS DEL CHARCO VERDE, UN PASO MÁS EN LA HIDROLOGÍA MÉDICA EN CANARIAS”.


Los días 29 y 30 de septiembre, se celebró en Ourense, “Termalia 2022”, Feria Internacional de turismo termal, salud y bienestar, que reunió a profesionales de 25 países, reforzando su carácter de puente termal entre Euroasia y América.


Coincidiendo con el último día de la Feria, dio comienzo el “XXI Congreso de la Sociedad Española de Hidrología Médica”, prolongándose los días 1 y 2 de octubre, en el que participaron ponentes de 8 países internacionales y más de diez comunidades autónomas.


Nuestra Comunidad Autónoma, estuvo representada por Don Eduardo Navarro García, , Director del Instituto de Hidrología y Climatologías Médicas de Canarias adscrito a la Universidad Fernando Pessoa- Canarias y Don Luis Sarbelio Fernández Jiménez, Fisioterapeuta e Investigador.


Antes de profundizar en el trabajo realizando y expuesto por los ponentes Canarios, es necesario hacer un breve recorrido por la historia de la Hidrología Médica en Canarias, dándole el lugar que le corresponde, ya que, nuestras islas albergan gran cantidad de manantiales y entre ellos, algunos mineromedicinales.


La historia de los balnearios en Canarias es extensa, sin embargo, con el paso del tiempo, han quedado relegados a un segundo plano, por la falta de apoyo de las administraciones y de las empresas privadas, perdiéndose un potencial recurso sanitario, laboral y turístico.

En el siglo XIX, en Canarias existían varios establecimientos que brindaban a los enfermos canarios y foráneos la salud por medio de estas aguas. En Gran Canaria, los balnearios de Firgas, Azuaje, Teror, San Roque, Cristo Rincón, Santa Catalina y Agaete, eran muy demandados. En el Hierro, en Sabinosa, estaba y está el Balneario del Pozo de La Salud (de momento es el único establecimiento balneoterápico de Canarias).


En la Isla de La Palma, en el municipio de Fuencaliente, con una importante historia se encuentra la Fuente Santa y en la costa oeste de la isla, en el municipio de Los Llanos de Aridane, las Aguas del Charco Verde, aguas que hoy centran este artículo. En la misma playa, hubo una construcción promovida por la familia Sotomayor , en la que se realizaban tratamientos a los lugareños y viajeros que llegaban a aquella angosta zona por tierra o por mar. El agua del Charco Verde era conocida a lo largo de toda la geografía española, también se exportaba hacia América en barcos que cargaban en la misma playa. En Europa era comparada con aguas de la República Checa (Carsband en Bohemia) y de Alemania (BonifaciusBrunnen). En 1892 se llegó a realizar una analítica en Liverpool, en el laboratorio del Dr. Edward Adam Tate.

Autoridades y personas de relevancia intentaron sin éxito promover la declaración de Utilidad Pública que nunca llegó.


Hoy, se trabaja con el objetivo de conseguir que las Aguas del Charco Verde sean declaradas aguas mineromedicinales de utilidad pública. Para lograrlo desde el año 2014, se realizan analíticas anuales, se trabaja en la protección del entorno , la concienciación y la divulgación científica realizándose diferentes publicaciones, la última de ellas , el estudio presentado en este Congreso , con el Título: “Constancia diacrónica y efectos laxantes de Las Aguas del Charco Verde. Los Llanos de Aridane. La Palma. Islas Canarias”, en el que se exponía la constancia de sus iones mayoritarios a lo largo de estos últimos nueve años y un estudio con ratones donde se demostraba el efecto laxante de dicha agua.


Canarias, La Palma, podría tomar como ejemplo, el trabajo de otras comunidades autónomas, que han puesto en valor estos recursos naturales y convertirlos como antaño en referentes en Hidrología Médica.
Fernández Jiménez, Luis Sarbelio.

Botón volver arriba