MEDIO AMBIENTE

La Junta de Portavoces aprueba el reconocimiento de los genotipos locales como Patrimonio Genético Insular

Este reconocimiento permite garantizar la protección de los genotipos insulares de cabra, oveja, vaca, el pastor garafiano y el perro ratonero palmero

Esta solicitud se ha producido a instancia de ACCRP (Asociación de Criadores de Cabra de raza palmera), ACOVEPAL (Asociación criadores de oveja palmera), AEPPG (Asociación española perro pastor garafiano) , AVAPAL (Asociación nacional de criadores de ganado selecto de raza palmera), ARPE (Asociación del perro ratonero palmero),  y FARACAN (Federación de Asociaciones de razas autóctonas de Canarias)

El Cabildo de La Palma, a través de la Junta de Portavoces, continúa su compromiso con la preservación de la biodiversidad y la identidad cultural de la Isla designando los genotipos locales de diversas razas autóctonas como Patrimonio Genético Insular. 

Esta solicitud se ha producido a instancia de ACCRP (Asociación de Criadores de Cabra de raza palmera), ACOVEPAL (Asociación criadores de oveja palmera), AEPPG (Asociación española perro pastor garafiano) ,AVAPAL (Asociación nacional de criadores de ganado selecto de raza palmera), ARPE (Asociación del perro ratonero palmero),  y FARACAN (Federación de Asociaciones de razas autóctonas de Canarias)

Hoy en día hay reconocidas en la Isla cuatro razas, tres de ellas ganaderas (caprina, ovina y bovina) y un perro pastor. Además está reconocido el Perro Ratonero Palmero como grupo étnico, lo que constituye un paso previo al reconocimiento para la raza. Se da la circunstancia de que todas ellas son de interés agrario, lo cual es obvio en las ganaderas pero también remarcable en las caninas ya que una hace pastoreo y la otra es muy importante en la lucha contra roedores, especialmente en las explotaciones ecológicas

“Dado que la conservación y mejora de las razas autóctonas es tanto un derecho como un deber de nuestra generación que permita trasladar ese legado a las futuras generaciones, consideramos y declaramos, por unanimidad,  las razas autóctonas  como patrimonio genético para brindarle la máxima protección y garantizarles su adecuada preservación”, añade la corporación Insular. 

Botón volver arriba