CULTURA

La familia López Mederos dona al Cabildo de La Palma dos obras pictóricas

Jovita Monterrey agradece la donación al Museo Insular de sendas obras de Gregorio Toledo y Cecilio Campos Fleitas

El Cabildo Insular de La Palma ha recibido la donación de la familia López Mederos de dos obras pictóricas: ‘Retrato de Felipe Damián López Rodríguez’, del pintor Gregorio Toledo, (Villa de Mazo 1906 – Madrid 1980), firmada y fechada en 1930, realizada al óleo, y una obra del pintor tinerfeño Cecilio Campos Fleitas. (Güímar 1906 – Santa Cruz de Tenerife 1992). Ambas obras son originales y están en muy buen estado conservación. 

La consejera de Cultura y Patrimonio del Cabildo, Jovita Monterrey, ha mostrado su agradecimiento a la familia que ha donado esta obra, por contribuir a dar a conocer a la sociedad la obra y el talento de sendos artistas. “Recibimos esta donación en el Museo Insular con gratitud y satisfacción porque pasa a incrementar la sala que tiene dedicada al pintor Gregorio Toledo, y así poder perpetuar y seguir ampliando el fondo de Bellas Artes con la labor conservacionista y divulgativa”.

Gregorio Toledo, con dieciocho años y becado por el Cabildo Insular de La Palma, se traslada a Madrid para cursar estudios en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando. Allí coincide con varios canarios en la Residencia de Estudiantes, conviviendo con algunos artistas como Federico García Lorca, a quien por esas misma fechas retrata, igual que hizo con Felipe Damián López. Toledo pinta y dibuja retratos de su círculo de amigos como Manuel Morales, Joaquín de Entrambasaguas, María Zambrano, Luis Jiménez de Asúa y contertulia con otro distinguido palmero Jose Pérez Vidal.

En 1942 gana la beca Conde de Cartagena y, en 1945, la primera medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes. Antes, y a partir de 1936, había concurrido en varias ocasiones al Bienal de Venecia y participado en otras importantes exposiciones, en España y el extranjero.

A lo largo de toda su vida profesional compartió su actividad creadora con la docente, primero como Catedrático de Dibujo en el Instituto Aussias March de Barcelona y, posteriormente, como Catedrático en la Escuela de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría en Sevilla, y de San Fernando en Madrid, donde permaneció hasta su jubilación en 1976. Fallece en Madrid en 1980 y, al año siguiente el Cabildo Insular de La Palma, en colaboración con el Ministerio de Cultura, le rinde homenaje con la publicación de un libro en el que se recoge parte importante de su producción pictórica.

Veinte años después se acomete una nueva edición, un segundo libro que supone una ampliación del primero, recopilando otra parte significativa de su producción artística, y de la que se realizó una exposición antológica en el Museo Insular (15 de diciembre de 2000- al 15 de enero del 2001), reuniendo su obra más representativa, con cuadros procedentes de toda la geografía española, de Museos, Instituciones y colecciones particulares, una muestra importante del quehacer artístico de quien , sin duda, se perfila como una de las más sensibles y singulares personalidades que ha dado La Palma en el transcurso de este siglo.

El pintor canario Cecilio Campos Fleitas tiene una trayectoria artística muy meritoria, basada en una pintura clásica y figurativa en la que cultivó el óleo con un estilo realista. En sus creaciones se aprecia el academicismo aprendido en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid.

Artista intimista, pintaba por puro deleite retratos, bodegones, figuras, paisajes y escenas costumbristas canarias realizadas todas al óleo. Debido a su carácter introvertido, su producción no es marcadamente comercial, aunque sus obras rebosan de una gran calidad.

Pintor de pincelada precisa y luminosa, fue admirador de la corriente indigenista que practicó el grancanario Oramas y que se refleja en algunas de sus obras. Cecilio Campos simultaneó su labor pedagógica con clases de dibujo lineal industrial en Artes y Oficios y dibujo artístico y colorido en las entonces recién creadas enseñanzas de Bellas Artes. Esta faceta como docente motivó que fuera maestro de pintores que hoy son artistas consagrados de la plástica isleña como Maribel Nazco, Zuppo, José Luis Cedrés, Ildefonso Aguilar o Medín Martín.

Botón volver arriba