AGRICULTURA

LA ASAMBLEA DE SOCIOS DE COVALLE ABOGA POR EL DIALOGO REAL CON VOLCAN DE SAN JUAN PARA ESTUDIAR LA FUSION ENTRE AMBAS COOPERATIVAS

Los socios de la Cooperativa Covalle, en Asamblea Extraordinaria promovida por el 20% de sus asociados y celebrada el pasado 20 de octubre en Tazacorte, acordaron por una amplísima mayoría nombrar una comisión negociadora encargada de establecer una vía de diálogo con la Sociedad Cooperativa Volcán de San Juan con el propósito de identificar y valorar las ventajas de una integración entre ambas cooperativas tras los importantes daños sufridos a consecuencia de la reciente catástrofe volcánica y que indudablemente ha mermado considerablemente la producción y la competitividad ambas entidades.

De los 17 MM de kg de plátanos comercializados en 2020 por ambas cooperativas hemos pasado a comercializar 3,8 MM de Kg en 2022, lo que supone una disminución del 77% de la producción comercializada. Bajo la lava han quedado sepultadas 80 Ha, pertenecientes a sus asociados, que aportaban 5 MM de kg, y en el mejor de los escenarios, y si se encuentra financiación, podrían recuperarse en los próximos 5-10 años. El resto de producción perdida, 8,2 MM de Kg, podrían recuperarse de forma progresiva a partir del año 2024 si se acelera la llegada del agua de riego a la zona de Las Hoyas – El Remo y Hoya Verdugo y se reponen los cultivos e invernaderos.

Hay que añadir que la lava sepultó las instalaciones en las que la Cooperativa Covalletenía su sede y en la que desarrollaba sus actividades. Por su parte, el empaquetado de la Cooperativa Volcán de San Juan, con una capacidad para manufacturar 20 MM de Kg al año, afortunadamente no se vio afectada por las coladas y mantiene su actividad. 

Esta situación representa un serio inconveniente para ambas entidades en la gestión de su día a día, que debido a la considerable merma en la cantidad de fruta manufacturada, inevitablemente ocasiona que el empaquetado se vea obligado a trabajar con un elevado escandallo de costes, que finalmente termina afectando al bolsillo de los agricultores.

 

Las actuales circunstancias y ante el problema que se plantea, ha provocado una profunda reflexión entre la mayoría de los socios de Covalle, llegando finalmente a la conclusión de que es necesario dejar prejuicios atrás, vencer obstáculos y anteponer el interés general de un sector que se enfrenta a serias amenazas, entendiendo que la mejor solución de todas las posibles pasa por unirse, por intentar crecer para sobreponerse a la adversidad, venciendo el temor a los cambios que algunos intentan infundir. El primer paso es sentarse a una mesa con representantes de la Cooperativa Volcán de San Juan, con la voluntad real de constituirun equipo de trabajo que elabore una propuesta de fusión, para ser sometida a la votación en las respectivas Asambleas e iniciar, en el caso de que ambas lo acuerden, el procedimiento legalmente establecido al efecto.

No parece que, en las actuales circunstancias, lo más sensato sea destinar varios millones de euros a la construcción o a la adquisición de una nave para la creación de un nuevo empaquetado, en sustitución del que sepultó la lava. Sin duda esta opción constituye un proceso enormemente costoso tanto en cuanto al dinero necesario como al tiempo y burocracia necesaria para su materialización, recursos y tiempo que van en contra de los agricultores y de sus economías.

En el caso de que prospere la idea de la fusión entre ambas cooperativas, cada una aportaría sus activos, por un lado la Cooperativa Volcán de San Juan aportaría una instalaciones con capacidad suficiente y por su parte la Cooperativa Covalle aportaría el dinero resultante de las indemnizaciones que reforzaría financieramente la nueva cooperativa sin necesidad de acudir a endeudamiento y que se podrían destinar a mejorar la competitividad de la nueva entidad, incorporando sistemas eficientes a la manipulación, nuevas líneas de producción (por ejemplo, para los aguacates que muchos de los socios producen), mejoras en la compra y puesta a disposición en insumos: gasoil, abonos,…

Consideran los promotores de la idea, que la fusión además de aportar ventajas a los agricultores da la posibilidad de crear una cooperativa referente, no sólo en el Valle de Aridane, sino en La Palma y en Canarias,capaz de dar solución a los retos que obligatoriamente le plantea el futuro inmediato al sector platanero.

En el proyecto de fusión, no podemos dejar por detrás a los agricultores socios de ambas cooperativas cuyas explotaciones se encuentran sepultadas por la lava. No sabemos cuál será la evolución futura de las leyes y planificaciones sobre las fincas sepultadas, en la nueva cooperativa han de encontrar una entidad que defienda con firmeza y hasta las últimas consecuencias la recuperación de sus intereses económicos y patrimoniales. 

El sentido lógico de la fusión se ve reforzado por el hecho de que somos agricultores de la misma comarca, con estructuras de costes de producción y tamaño de fincas similares, coinciden nuestros intereses, ambas pertenecen a COPLACA, nuestras producciones son comercializadas por EUROBANAN, donde participamos a través COPLACA INVERSIONES, SL, todos ellos son aspectos que allanan la integración. A esto hay que añadir que la fusión nos daría más peso,en particular, en las organizaciones a las que pertenecemos: COPLACA, ASEPALMA, ASPROCAN… y, en general, en la sociedad y ante las instituciones.

Es un proceso que necesita la máxima transparencia y participación dada la importancia del asunto para el futuro de todos. Apelamos a los socios a que asistan a las asambleas que se puedan convocar al respecto.

Y por último señalar que en un momento de tanta incertidumbre de como se ha de afrontar la recuperación de la isla tras la erupción volcánica, el sector platanero en el Valle de Aridane, concretamente los socios de ambascooperativas dan un ejemplo de sentido común y de racionalidad, a lo que hay que añadir que sería un proceso visto con buenos ojos por parte de todas las administraciones con competencias empezando por la UE, pasando por el Gobierno de Canarias y terminando por las propias administraciones locales como son el Cabildo y el Ayuntamiento. Pero de especial manera por la UE, de la que emanan directrices a los países miembros abogando e incentivando los procesos de fusión en lugar de la dispersión.

Fdo. JAVIER GUTIERREZ TAÑO

Miembro del grupo de socios de Covalle 

promotores de la creación de la comisión negociadora

Botón volver arriba