VOLCÁN

IGN TAMBIÉN MIENTE.


La actitud de los vulcanólogos que trabajaron investigando el volcán durante su erupción fue ejemplar. Lástima que unos pocos, como Rubén López, empañen esa imagen al realizar acusaciones sin pruebas y, a la postre, falsa, contra los vecinos de Puerto Naos y La Bombilla.

El pasado día 16 de enero, se publicó en prensa la noticia de que un medidor había sido destrozado de forma intencionada en algún lugar de Puerto Naos sin determinar.

El día 20 de enero, vuelve a publicarse en prensa una nueva acusación falsa: los vecinos de Puerto Naos y La Bombilla han destrozado otro medidor, esta vez en las inmediaciones del cono volcánico.

Como pueden apreciar en las fotos de los artículos de los dos días, se trata del mismo medidor en el mismo suelo, con las mismas grietas.
Esto es difamación y atenta la honorabilidad de dos barrios palmeros.

Por otra parte, presentamos evidencias de destrozos que, según nos ha indicado personal de seguridad en la zona, ha sido perpetrado por los camiones que circulan por Puerto Naos, que no cumplen precisamente las normativas de Tráfico, especialmente los límites de velocidad en zona urbana.

Desde la Plataforma Jaraco,hacemos un llamamiento así mismo a la Guardia Civil, que sí tiene entre sus competencias el control del tráfico, en vez de coartar el derecho fundamental de libre circulación en vía pública y acceso a la propia vivienda.

Botón volver arriba