VOLCÁN

El Cabildo vuelve a presionar a los afectados para que abandonen los hoteles

“Estamos todos con la soga al cuello y un nudo en la barriga”, asegura uno de los alojados

El Cabildo de La Palma ha remitido una carta a los afectados por el volcán que siguen alojados en hoteles en la que se les recuerda que “los albergues hoteles están previstos para un determinado tiempo por la salud individual y familiar, solo se concibe su mantenimiento técnico cuando la persona o familia reúnan condiciones sociales de riesgo o vulnerabilidad social”, dice la misiva firmada por la consejera de Acción Social, Nieves Hernández.

En otro párrafo del comunicado se puede leer: “Somos conscientes de las dificultades que atraviesa la isla, respecto a las soluciones habitacionales para poder salir del Albergue, pero no obstante si les rogamos, que es necesario la implicación y participación de ustedes para que a través del Plan de Apoyo Individualizado puedan alcanzar este objetivo”.

“Con palabras bonitas y camufladas te dicen que tienes los días contados”, afirma una de las personas alojadas que se han puesto en contacto con esta redacción. “Estamos todos con la soga al cuello y un nudo en la barriga”, dice en referencia al resto de compañeros que están en su misma situación.

No es la primera vez que los afectados sienten la presión de la consejera Nieves Hernández que, ya en marzo de este año, hizo unas polémicas declaraciones en la Cadena SER en las que relacionaba a las víctimas del volcán con problemas de convivencia con los turistas y afirmaba que «tenemos que ir propiciando para que estas personas vayan saliendo de allí», al tiempo que acusaba a varios de los alojados de no querer irse del hotel a pesar de contar con una vivienda.

Tras la erupción, casi 500 personas fueron alojadas en diversos hoteles de la isla. A día den hoy, cuando se ha cumplido un año del volcán, siguen viviendo en estos complejos turísticos 192 personas, la mayoría de ellas tienen su vivienda en Puerto Naos y La Bombilla. El coste del alojamiento, según consta en el último informe remitido por los gobiernos de España y de Canarias, asciende a 3,9 millones de euros y, por ahora, lo ha asumido en solitario el Cabildo de La Palma.

Los alojados se quejan de que se les invita a abandonar el hotel sin darles “soluciones reales”. “Te dicen que busques un alquiler, sabiendo que no hay y que los pocos que salen están a precios que no podemos pagar”, añaden en referencia a la brutal escalada de precios en la isla en los últimos meses.

Cabe señalar que las ayudas al alquiler que ofrece el Gobierno de Canarias a los afectados por el volcán no cubren, en muchos casos, ni la mitad del precio real de la renta que tienen que pagar, tal y como han denunciado los beneficiarios. Además, para poder recibir esta ayuda es necesario tener pagadas, como mínimo, cuatro mensualidades de alquiler.

“Somos los primeros que queremos irnos de aquí, pero con una solución estable, de al menos 12 meses, porque se ha dado el caso de alguien que se fue del hotel porque le pagaban el alquiler desde una ONG y ya se le acabó la ayuda, no le permiten regresar al hotel y está durmiendo en su coche ahora”, cuenta otro de los afectados.

El pasado mes de julio, tras la celebración de la octava Comisión Mixta para la Reconstrucción y Apoyo a la isla de La Palma, el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, afirmaba que 622 familias “disponen ahora o lo harán a corto plazo” de una respuesta habitacional. Esa cifra incluye las
viviendas provisionales entregadas, las adquiridas que se están acondicionando, las 121 modulares que se compraron como respuesta provisional de emergencia tras la erupción y que aún no están entregadas y la ayuda para el alquiler a 325 familias.

Ese “corto plazo” del que hablaba el presidente Torres en julio se sigue alargando hasta el punto de que, un año después de la erupción, todavía un alto porcentaje de esas 622 soluciones habitacionales de las que hablaba en julio el presidente no son una realidad.

Más allá de que se deba estudiar las circunstancias personales de cada una de esas 192 personas que siguen alojadas en hoteles, es necesario preguntarse qué motivo lleva al Cabildo a presionar a las víctimas del volcán, en lugar de presionar al Gobierno de Canarias o al Gobierno de España para que garanticen soluciones habitacionales reales y urgentes para todos y asuman, en parte o en su totalidad, el coste económico del alojamiento en los hoteles como administraciones directamente responsables de la prolongación de la situación en la que permanecen estas personas desde hace un año.

Botón volver arriba