VOLCÁN

Breña Alta modifica su tasa de licencias urbanísticas a favor de los damnificados del volcán

Jonathan Felipe recalca que el objetivo de esta exención es dar una respuesta a quienes ya han expresado su deseo de trasladar su domicilio a Breña Alta

El Pleno del Ayuntamiento de Breña Alta aprobó este jueves la modificación de la Ordenanza Fiscal reguladora de la Taza por Licencias Urbanísticas, que permitirá una exención de la misma a todas aquellas familias afectadas por el volcán que decidan establecerse en el municipio.

El alcalde de Breña Alta, Jonathan Felipe, pone de relieve que la modificación de la normativa local permitirá la inclusión de un artículo que recoge que quedan exentos de abono de las tasas los afectados del volcán que hayan perdido su vivienda o les resulte importante volver a residir en la misma. En todos los casos será necesario que acrediten esa situación.

Este acuerdo, realizado a propuesta de la propia Alcaldía, cuenta con el informe de la Secretaría y la Intervención del Consistorio avalando la viabilidad y legalidad del acuerdo, así como su posible impacto económico y la estabilidad presupuestaria. Tras la aprobación por parte del Pleno, el acuerdo se someterá a información pública por el plazo de 30 días para que entre en vigor.

Breña Alta es el primer municipio de la Isla que concluye la tramitación de esta modificación de la Ordenanza, dando la oportunidad a los vecinos afectados del Valle de Aridane de contar con más opciones para su futuro.

En ese sentido, Jonathan Felipe recalca que el objetivo de estas ayudas es la de dar una respuesta a quienes ya han expresado su deseo de trasladar su domicilio a Breña Alta, considerando que lo importante después de la erupción volcánica es el necesario apoyo a las personas y familias afectadas. 

En ese sentido, el alcalde recalca que “teníamos que tomar medidas desde nuestra administración local, dándole respuesta a muchas personas que han elegido Breña Alta para reiniciar sus vidas”. 

Por eso, hace hincapié Jonathan Felipe, “entendimos que una posibilidad de ayuda directa es la exención de esta tasa urbanística que puede facilitarles la recuperación de sus vidas, para lo que sigue siendo necesaria la colaboración de las administraciones”.

Botón volver arriba